sábado, 24 de diciembre de 2011

La comunicación política en el contexto mediático actual


El siglo XX ha sido el siglo de la consolidación de los medios y de la opinión pública. Pero esa consolidación está sometida a un continuo cambio, cambio que se ha hecho más evidente desde la década de los noventa del siglo pasado, con la aparición de Internet,  y con la creciente complejidad mediática de comienzos del nuevo milenio. 
Hoy día los ciudadanos somos protagonistas de nuevas formas de difusión de la comunicación, cada vez más sofisticadas y con una mayor participación de los públicos. Y es en este contexto donde entra en juego  la nueva comunicación política, una comunicación marcada así por el desarrollo de las redes sociales y la revolución digital.
En esas redes sociales los ciudadanos,  los periodistas y los medios de comunicación se convierten  en un elemento fundamental de toda campaña política, en una de las principales armas que se empuñan durante la contienda política que tiene lugar en el terreno electoral.

Y precisamente por esto último,  los políticos necesitan tener buenas relaciones con  periodistas y medios de comunicación para que el discurso de estos últimos no les sean desfavorables, pues es obvio que el poder de los mass media es tal que pueden derrumbar una campaña política si así se lo proponen. Hoy día no se puede llegar al poder si no es con el apoyo de los medios, y mucho menos se puede gobernar si no los tenemos de nuestro lado.  Así pues podemos decir que  la política depende, indefectiblemente, de la propagación que pueda encontrar en estos todo poderosos amos del mundo comunicativo.
Además, para estar a la altura de los tiempos y conocer las opiniones de los ciudadanos en la actualidad, todo político necesita entrar hoy en el entramado mediático de la red social. Aquel que no siga esta premisa, dificilmente llegará a calar en la sociedad.
Pero al igual que los políticos necesitan de los medios para Gobernar, los medios necesitan de las leyes para actuar en un contexto legal. Y para que las leyes le sean favorables, los periodistas siempre se pondrán del lado de quienes Gobiernan o creen que van a Gobernar – e incluso quienes quieren que Gobierne-. Estando los periodistas de su lado, la inmensa mayoría del público lo estará, pues será informado desde un determinado posicionamiento, ocultando todo aquello que rompa con la línea evolutiva de la sociedad o que en algún momento les pueda perjudicar. Así pues, la Comunicación Política hoy día se convierte así en un discurso con tintes manipuladores alejada de toda objetividad.
Todo esto demuestra que existe una compleja relación entre ciudadanos, medios de comunicación y políticos, y un contexto manipulador entre estos dos últimos hacía la sociedad. Pero la nota característica a todo esto es que esa manipulación corre un grave peligro en la actualidad,  pues con el  nacimiento casi diariamente de nuevos transmisores de información a traves de diferentes redes sociales, se hace cada más difícil controlar estas nuevas voces que no se quieren dejar manipular, voces que no se conforman con lo que le dicen, sino que hacen sus propias indagaciones, buscando el lado oculto de cada noticia, creando así sus propias informaciones e invitando al resto de internautas  a reflexionar sobre cualquier tema social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario